LA CONQUISTA DEL IMAGINARIO

May 26, 2017

 

Desde antes de la pacificación de Atacama se había iniciado un proceso de conquista espiritual de los Andes atacameños. Los caciques mostraron buena voluntad para acogerse al cristianismo, pero es dudoso que abandonaran las bases de sus antiguas creencias, ritos y cultos. El cristianismo se incorporó como un elemento nuevo en un sistema de divinidades y prácticas religiosas que continuó transformándose al interior del mundo colonial.

Los evangelizadores se enfrentaban con varios problemas. El primero era cómo hacerse entender en medio de una variedad lingüística en la cual era complejo explicar conceptos tan ajenos al mundo americano. Aprender las lenguas locales era un trabajo muy dilatado, más cuando se carecía de gramáticas y diccionarios, como en el caso de la lengua de Atacama, el kunza. Por ello, los sacerdotes tendieron a predicar en las lenguas generales –quechua y aymara–, favoreciendo y generalizando el uso de estas. Sin embargo, los pueblos continuaban comunicándose en sus propias lenguas, por medio de las cuales transmitían su tradicional visión del mundo que se expresaba en onomásticos y topónimos, cantos y bailes, gestos y ritos, discursos y memorias; vale decir, en un conjunto de

símbolos y relaciones que organizaban su reproducción social, amparados por una cosmología que apoyaba sus modos de vida. Había sectores de la población que solo hablaban sus lenguas nativas, de modo que el mensaje en una lengua andina general podía ser tan ignorado como el transmitido en castellano. Por todo ello, en el caso de Atacama, es aventurado establecer la profundidad de la evangelización temprana.

Los europeos no advertían los sitios sagrados de los indígenas y pensaban que por carecer de templos no tenían espacios dedicados al culto. Además, interpretaban las creencias de los nativos como idolatrías inspiradas por el demonio,15 aun cuando algunos eran más escépticos y las veían como expresión de ignorancia.16 Concebían la evangelización no solo como un problema religioso, sino también como un problema político y de Estado. Las bulas papales que entregaron las tierras americanas a los reyes de Castilla, establecían la condición de evangelizar a los nativos. Si bien era un problema de conciencia para el Rey y sus funcionarios civiles y eclesiásticos, también era un compromiso político que podía afectar los fines de la conquista.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square